El inicio de clases está a la vuelta de la esquina y, seguramente, muchos estamos ajustando el presupuesto, luego de una temporada navideña demandante económicamente.

Es importante tener en cuenta que, más que un gasto, se trata de una inversión en la educación de nuestros hijos o de nosotros mismos, que nos servirá en un futuro para generar una vida laboral estable.

Realizar un presupuesto escolar y cumplirlo, te ayudará a ahorrar y administrar de mejor manera el dinero con el que dispones; sin dejar a un lado la calidad de las herramientas que obtengas para apoyar tus estudios.

Por esto, te compartimos algunos consejos para que cumplas tu presupuesto de la mejor manera:

Identifica el dinero con el que dispones

El primer paso, antes de realizar un gasto, es conocer con cuánto dinero dispones para invertir. Esto te ayudará para comenzar a marcar un punto de partida, gestionar cantidades para cada gasto y adaptar tus compras al presupuesto.

Adquirir lo necesario

Haz un listado de los gastos y prioriza aquellos que son necesarios de los que pueden sustituirse o adquirirse posteriormente.

Además, puede revisar qué instrumentos, materiales y herramientas pueden ser aún usadas como: mochila, estuches, lápices y aquellos artículos que aún poseen vida útil.

Trata de no endeudarte

No recurras a préstamos que perjudiquen tu economía, busca maneras de ahorrar comprando libros usados, solicita becas estudiantiles que estén a tu disposición, compra en lugares que ofrezcan descuentos; o realiza cualquier actividad que te alejen de deudas innecesarias.

Refrigerios saludables

Una manera muy fácil de ahorrar es colocarles refrigerios a nuestros hijos. Además, esto ayudará a que cuides su alimentación y su salud.

Estos conejos te servirán para que tu presupuesto, para esta temporada de inicio de clases, sea suficiente, evites deudas y ahorres.

También es importante planificar y ahorrar con anticipación para atender estos gastos, estos ahorros puedes colocarlos en una institución bancaria. Esta institución debe estar autorizada por la Superintendencia del Sistema Financiero para captar dinero del público, además es importante que verifiques si la institución es miembro del Instituto de Garantía de Depósito (IGD).

El IGD se encarga de garantizar los depósitos de los ahorrantes, ante cualquier cierre forzoso de un banco. Desde este año, el IGD cuenta con una garantía de $10,227 por cada depositante.

Si deseas conocer más información, puedes consultar el sitio web www.igd.gob.sv o buscarlos en redes sociales como @IGD_SV o IGD – Instituto de Garantía de Depósitos.