Para alcanzar la estabilidad económicas personal y familiar, debemos establecer propósitos que nos permitan guiar este camino y, al mismo tiempo, identificar esos malos hábitos financieros que no nos dejan avanzar en las buenas prácticas de la administración del dinero.

A continuación les compartimos los 5 malos hábitos que debes identificar y evitar de inmediato:

Dejar todo en manos del destino

Debes ser disciplinado. Establece metas financieras y construye un plan que te ayude a alcanzarlas.

No ser realista con tus ingresos

No pienses en vivir la vida como otros. Vive de acuerdo a tus ingresos, administra de forma adecuada el dinero y asegúrate que tu estilo de vida y gastos sean acordes con tus ingresos.

No invertir en educación y vivienda

La educación es de suma importancia para el desarrollo personal y profesional; pues te permitirán acceder a nuevas oportunidades laborales y a mejores ingresos. Por otra parte, la inversión en vivienda es necesaria, ya que supone una mayor tranquilidad, un patrimonio para la vejez, además de poder lograr rentabilidad a través del alquiler de la vivienda a otras personas.

Confundir necesidad con antojo

Comúnmente, llegamos a confundir un antojo con algo que necesitamos. Antes de hacer una compra, detente y pregúntate: ¿realmente necesito esto?

Considerar que hacer un presupuesto es innecesario

No importa si tus ingresos son altos o bajos, tener un presupuesto te ayudará a equilibrarlos. Además, con esto podrás definir gastos y designar dinero para ahorro.

Además, te recomendamos aprovechar las ventajas que te puede ofrecer el abrir una cuenta de ahorros o un ahorro programado en una institución bancaria.

Es importante que antes de abrir una cuenta con un banco, te informes sobre todas las comisiones, así como de la tasa de interés que ganará tu dinero. Además, la institución bancaria deberá estar autorizada por la Superintendencia del Sistema Financiero para captar depósitos del público.

Las instituciones bancarias que cuentan con la autorización de la Superintendencia del Sistema Financiero, también cuentan con la garantía de depósitos otorgada por el Instituto de Garantía de Depósitos (IGD). Esta garantía protege tus ahorros en el remoto caso del cierre forzoso del banco donde tienes tu dinero.

La garantía de depósitos es por cliente y por banco, hasta un límite de $10,171. Todas las agencias de las instituciones bancarias con depósitos garantizados por el IGD muestran un distintivo o calcomanía que los identifica. Las instituciones bancarias miembros del IGD son: Bancos, Sociedades de Ahorro y Crédito, y los Bancos Cooperativos.

Para conocer más sobre el IGD y si la institución bancaria donde depositas tu dinero es miembro del IGD, llama al teléfono 2231-5700.